¿No sabes cuál es tu pasión? ¡Conoce este ejercicio útil! 

Probablemente, te has sentido abrumado por no poder definir, o saber exactamente, cuál es tu pasión. La verdad es que este es uno de los temas más comunes entre las personas jóvenes.

No obstante, te sorprenderías al conocer la cantidad de personas que se hace habitualmente esta pregunta. Son muchas las personas adultas, que su tranquilidad se ve amenazada por esta incógnita.

Un gran número de personas sigue sin conocer a ciencia cierta qué es lo que realmente les apasiona, y con esto, vienen los sentimientos negativos. Como por ejemplo: ira, frustración, ansiedad, incertidumbre, etc.

Si eres una de las personas que ha tenido, o está lidiando con esto, entenderás a lo que me refiero. Probablemente, has tenido que luchar con pensamientos de infelicidad y estrés por no saber lo que realmente quieres.

Además, esto trae la sensación de no conocernos completamente. No te preocupes, yo también atravesé esto muchas veces. 

Por lo que, te pido que me dejes contarte mi historia

Recuerdo tener que lidiar con la frustración de realmente no saber qué era lo que quería. Mientras mis amigos comentaban de las profesiones con las que soñaban. Tales como, bomberos, doctores, policías, etc. Yo no tenía ni la más remota idea de que era lo que deseaba ser.

Aunque, mi incertidumbre de alguna manera fue disipada por la ayuda de mis padres, ellos me motivaban y decían que tarde o temprano llegaría mi pasión. Como si se tratase de algo mágico.

No obstante, los años fueron pasando. El tiempo iba avanzando y poco a poco iba viendo como mis amigos hacían realidad cada uno de sus sueños y pasiones. Unos cumplían sus sueños, tal y como predijeron de pequeños.

En cambio, otros, luego de intentar un montón de cosas, conseguían lo que realmente les apasionaba. Mientras que yo seguía ahí, estancado y sin saber qué era lo que realmente quería para mi vida.

Mis padres seguían apoyándome y dejándome saber su opinión, pero para mí ya era un tema que me causaba mucha intriga, la suficiente como para hacerme pasar noches enteras de desvelo.

Seguía pasando el tiempo y yo estaba lejos de conocer qué era lo que realmente quería lograr, recuerdo esa etapa de mi vida, como una de las peores (en parte, por otros temas personales, pero mayormente por no saber qué era lo que me apasionaba).

Esto produjo en mí, que los pensamientos negativos se alojarán en mi mente. Sentimientos que a muy temprana edad pueden ser devastadores, sin lugar a dudas, me sentía hundido.

¿Qué hago con mi vida?

Eran los pensamientos que más depresión me causaban, lo que realmente me frustraba era no saber exactamente cómo responder esta pregunta. Además, me sentía extraño conmigo mismo.

Esto trajo como consecuencia que me distanciara de mis amigos. No podía soportar la pena que sentía cada vez que me preguntaban, ¿Oye a qué te dedicas? Recuerdo los silencios incómodos por los que tuve que atravesar.

Y sí, sé lo que estás pensando. No es que fuera un flojo, no es que me gustaba la comodidad de vivir con mis padres, o jugar videojuegos todo el día. Nada de esto era una excusa para no hacer nada con mi vida.

Incluso, deje de hacer actividades de las que disfrutaba. Renuncié a leer los libros de autoayuda, las historias de superación que me encantaban, y todo lo relacionado con el mundo del crecimiento personal. Todo buscando una pasión.

Realmente había llegado a un punto de mi vida en el que parecía que no encajaba con ninguna actividad. Pasaba horas en un ordenador buscando distintas carreras, profesiones, cursos. Etc. Nada era lo suficientemente bueno, según yo. 

Y no es que fuera demasiado exigente o algo parecido, sino que considero que una pasión es aquella actividad que disfrutas haciendo sin importar la remuneración económica, aquella actividad que realizarías incluso gratis.

Hundido en mi desesperación, muchas cosas pasaron por mi mente. Había llegado a mi límite mental. Incluso, llegué a pensar en lo peor que una persona podría pensar en plena depresión.

¿Realmente merezco vivir?

Este pensamiento llegó fugazmente a mí, incluso, empecé a cuestionar toda mi existencia. Llegué a analizar la posibilidad de acabar con mi vida, el simple hecho de sentirme como un fracasado, me estaba consumiendo.

Afortunadamente, para mí, en toda esta desesperación y angustia, conseguí la luz. Logré superar esta situación que no hacía más que robarme mi felicidad, y pude darle la vuelta a mi vida de una manera asombrosa.

Te puedo asegurar, que habrá momentos en los que será necesario estar en las peores situaciones para mejorar en cualquier ámbito de nuestra vida. Y estoy seguro, que al igual que yo lo logré, tú también puedes hacerlo.

¿Cómo lo logré?

Cuando llegó el momento más crítico, por el que tuve que atravesar para conseguir realmente mi pasión, ese momento de reflexión y de cuestionar hasta el más mínimo detalle personal, pensé:

¿Por qué no puedo conseguir mi pasión? 

Había dejado de hacer todo lo que me gusta por conseguir una pasión, y ahí seguía, sin nada. En ese preciso instante conseguí la respuesta a todas mis incógnitas e inseguridades.

¡Ahí está! 

Grité de emoción, siempre tuve la respuesta delante de mis ojos. No podía mirar la respuesta por la constante presión que me había colocado. Ahora te pregunto, ¿acaso pasión no significa hacer lo que te gusta? La respuesta es que si, me sentí tan tonto cuando al fin descifre el misterio. Luego tome acción.

Volví a leer libros de autoayuda de los que tanto disfrutaba, nuevamente vi las historias de superación que me encantaban, y nuevamente me introduje en el mundo del crecimiento personal.

¿Por qué estaba tan obsesionado por conseguir una pasión?

Pienso que todas las actitudes, impulsos y acciones que realice fueron en parte por la presión social que yo mismo me había impuesto. Consideraba que si no había encontrado una pasión antes de los 25 años era un fracasado.

Nada más lejos que la realidad, déjame decirte que nunca es tarde para descubrir tu pasión. Además, es una gran idea que experimentes cientos de cosas y luego descubras que es lo que realmente llama tu atención. 

Si quieres saber qué fue de mi vida, ahora me dedico a ayudar a las personas que realmente lo necesitan, y me dedico en contribuir con aquellas personas que consideran que no han encontrado su pasión.

Por lo que, si necesitas un mentor en esta etapa de tu vida, yo puedo ayudarte. Te aconsejo que sigas leyendo este post ¡Te ofrezco, el ejercicio más útil para descubrir cuál es tu pasión! 

Cómo identificar una pasión

Como probablemente ya has leído, fue muy difícil para mí conseguir o descubrir mi pasión. Pero no te preocupes, te ayudaremos para que puedas de alguna manera identificar tu pasión.

No obstante, debes saber que tu pasión debe ser la razón que te impulse a despertar cada día, aquella que con solo pensar en ella te pueda hacer quedar despierto hasta tarde. 

Además, deberá ser una actividad que realices porque te gusta, y no por cualquier otro beneficio que puedas obtener. Hay varias cosas que deberás hacer para identificar una pasión.

Conócete a ti mismo

Antes de siquiera empezar a buscar cualquier pasión, será fundamental que te conozcas a ti mismo. Por lo que, deberás conocerte lo suficiente como para poder encontrar alguna pasión.

Son muchas las personas que siguen sin gozar de una pasión por este motivo, ¿Cómo se puede pretender conocer una pasión, si ni siquiera te conoces a ti mismo? Es por esto que tendrás que tomarte el tiempo suficiente en estudiarte y comprenderte.

Es por esto que, muchos jóvenes suelen amargarse constantemente. Toma tu tiempo para experimentar y aprender, este proceso es crucial antes de decidir a qué es lo deseas dedicarte.

Define tus metas

Para poder descubrir cuál es la pasión que te emociona, primero deberás conocer muy bien cuáles son tus metas, será valioso que definas las mismas y de ahí, identificar tu pasión. 

Es muy importante que sepas, que, definir de manera correcta cuáles son tus metas, pueden ser un factor muy importante a la hora de descubrir tu pasión. Sin embargo, si tus objetivos no están alineados con tu pasión, puede haber un problema.

Por lo que, si deseas encontrar tu pasión, primero será de vital importancia que tengas muy claro cuáles son tus objetivos, y partiendo de estos, será mucho más fácil conseguir tu pasión.

Analiza tus hobbys

Otro de los factores relevantes para identificar una pasión, es analizar tus hobbys. Muchas veces estas actividades dejan mucha más información de la que somos conscientes.

Investigarlos a fondo, piensa que te impulsa a realizarlos y porque les dedicas tu tiempo. Un hobby puede ayudarte a descubrir si realmente es una actividad que realizas de manera espontánea, o, por el contrario, podría ser una pasión.

Por lo que, si estás en la búsqueda de tu pasión. Analiza aquellas actividades a las que le dedicas parte de tu tiempo, ellas pueden ser una gran señal para ayudarte a identificar tu pasión.

Piensa en las actividades que te gustaban de niño

Existen muchas actividades que por algún motivo dejamos de hacer, pero de niño nos apasionaba realizar. Analizamos detalladamente y verifica que en estas no se esconda tu pasión.

Dejaste de realizarlas por un tiempo, pero sigues disfrutándolas. Por lo que, es una gran oportunidad para revivir los mejores años de tu niñez. Busca tu pasión, recuerda que debes disfrutar de esta actividad.

Prueba algún deporte

Muchas veces las pasiones vienen de la mano de algún deporte. Así que debes de ser muy consciente de esta posibilidad. Probablemente, no sea una mala idea que te tomes el tiempo de practicar alguna de estas disciplinas.

Existen variedad de deportes por los que puedes decantarte, entre estos se encuentra, fútbol, baseball, voleibol, basquetbol, etc. Solo es cuestión de que te asesores y pruebes el que más llame tu atención.

Por lo que, si estás en busca de tu pasión es una gran oportunidad para probar algún deporte. Son muchas las historias de personas que su pasión es algún deporte. Quizás en ellos este tu pasión.

Sal de tu zona de confort

Otra manera de conseguir identificar tu pasión, es salir de tu zona de confort. De esta manera, podrás descubrir cuáles son las cosas que te gustan y cuáles no, además de todas las experiencias que obtendrás.

La zona de confort, es aquel espacio en el que disfrutas estar. No obstante, esto puede provocar que te acostumbres a alguna rutina o estilo de vida, el cual no deja que sigas experimentando cosas nuevas.

Por lo que, muchas personas no han logrado conseguir su pasión, porque siguen sin salir de su zona de confort. De esta manera puedes probar cosas nuevas y descubrir actividades que puedan llamar su atención.

Top 10 Preguntas que te ayudarán en la búsqueda de tu pasión

La pasión no siempre es algo fácil de encontrar en nuestras vidas. Incluso, muchas son las personas que pueden necesitar pensar y dedicarse a eso, durante meses y hasta años. 

No obstante, hay algunas preguntas que puedes hacerte que te ayuden a adelantar este proceso. Asegúrate de responderlas todas con completa sinceridad y de esa manera podrás conseguir tu pasión. 

Por lo que, tomate el tiempo que sea necesario para responder cada una de estas preguntas. Estas son, top 10 preguntas, preguntas que te ayudarán en la búsqueda de tu pasión:

  • ¿Qué puedo hacer para mejorar mi vida?
  • ¿Qué actividades haces constantemente?
  • ¿Qué actividades son las que se llevan la mayor parte de tu tiempo?
  • ¿Qué cosa harías por el resto de tu vida?
  • ¿Cuáles son los temas que te gusta leer?
  • ¿Cuáles son tus libros favoritos?
  • ¿A quién envidias, y porque?
  • ¿Qué cosas cambiarías de tu vida?
  • ¿Qué actividades te hacen más creativo?
  • ¿Qué tareas haces con facilidad?
  • Quizás pienses que responder estas preguntas no te servirá, no obstante, si les dedicas el tiempo suficiente y la sinceridad que se merecen, pueden dejarte muchas respuestas valiosas.

    ¡Ejercicio que te ayudará a descubrir tu pasión!

    Por último, te ofrecemos un ejercicio que te facilitará las cosas. Una actividad que te será lo suficientemente útil como para descubrir cuál es tu pasión. Solo será cuestión de que la realices de manera correcta.

    El ejercicio consiste en dos actividades que deberás realizar de la manera más honesta posible. Además, de que deberás dedicarle todo el tiempo que necesite. 

    Lista de “me gusta”

    Consiste en realizar una lista con cada una de las actividades que te gustan y que realizas constantemente, además, puedes anotar aquellas que te gustarían realizar y por alguna razón no las has comenzado.

    Luego de esto, indica con un “me gusta” aquellas que más llamen tu atención y las cuales no te importaría dedicarte. De esta manera obtendrás información fundamental de las tareas que te gustan.

    El millonario

    La segunda actividad consiste en que te visualices siendo millonario, ¿Qué cosas harías? Esto puede ser un gran ejercicio para saber qué es lo que realmente te apasiona y lo que realmente te gusta.

    Piensa en aquellas actividades que realizamos sin recibir ni el más mínimo dinero. Si logras descubrir cuál es aquella actividad que realizarías gratis, felicitaciones. Has conseguido un hobby.

    Esperamos que toda la información que te hemos facilitado haya sido de tu agrado. Recuerda, no debes desesperarte si aún no has descifrado tu pasión. Tomate el tiempo que necesites para ello. Suerte.

    Con mucha frecuencia, más de lo que te imaginas, existen personas que siguen sin encontrar su pasión. Por lo que, terminan frustrados. Si toda la información de este post te ha servido, te pedimos que se la compartas a los que realmente la necesiten.

     

    1 comentario en “¿No sabes cuál es tu pasión? ¡Conoce este ejercicio útil! ”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Scroll al inicio