No sé qué hacer con mi vida: descubre la solución completa para este problema

Hubo una etapa de mi vida en la que me sentía solo y vacío. Verdaderamente, no sabía qué hacer.

Apenas me había graduado de la universidad, no tenía empleo, vivía con mis padres y lo que había estudiado no me gustaba en lo absoluto.

Sentir que haces las cosas solo para complacer a otros es el peor sentimiento que puede experimentar una persona, pero pensar que decepcionarías a tus seres queridos, es aún más desgarrador.

En mi caso, siempre quise satisfacer las expectativas de mis padres, puesto que sabía que se esforzaban mucho por darme la vida que tenía.

Terminé estudiando una carrera relacionada con el área de la computación, pero la verdad es que la misma nunca me terminó de convencer.

Logré graduarme y obtener mi titulación como ingeniero de sistemas informáticos, pero así como en todo lo demás en mi vida, sostener ese título se sentía extremadamente vacío y sin gracia.

La verdad es que nunca me vi trabajando en algún tipo de empleo relacionado con esta área, pero simplemente decidí estudiar esta carrera universitaria, puesto que eran los deseos de mi padre y, según sus creencias, me daría buenas oportunidades laborales.

Pasé mucho tiempo sin salir de mi habitación, ni relacionarme con muchas personas, entré en una depresión profunda por el hecho de que no sabía qué hacer con mi vida, por decirlo en simples palabras.

Es feo sentir que no encajas en ningún lugar, también se siente un poco mal cuando por más que lo intentes, no consigues un lugar para echar raíces como persona.

Si me hubiesen preguntado en mi juventud, si me imaginaba pasar por esa situación una vez egresara de la universidad, sencillamente creo que la respuesta hubiera sido no.

Nunca me he sentido tan vacío como en esos tiempos, pero supongo que todo ocurre por una razón…

En medio de mi depresión y sentimiento de pérdida inminente, pude encontrar la salida del túnel. Por el hecho de que una vez se me terminaron los juegos de vídeo y películas interesantes para ver, busqué refugio en la lectura o de manera más específica, en los libros de coaching y psicología.

En ellos pude encontrar las claves para salir de la enorme depresión por la que estaba atravesando, además de encontrar la información que necesitaba para iniciar con mi proceso de crecimiento personal y los factores necesarios para seguir con mi vida.

En ningún momento llegué a pensar que estos libros despertaría la pasión más grande de mi vida, ¡el coaching! Pero la verdad es que ciertas situaciones de dolor nos empujan a buscar respuestas de lugares en que nunca pensamos encontrarlas.

El coaching se convirtió en la siguiente etapa de mi vida, así como el área de estudio a la que me sumergiría durante los próximos años. ¡Incluso se convirtió en mi profesión y manera de ganarme la vida!

Hoy día me gano la vida gracias al coaching, un camino que se abrió ante mis ojos luego de no saber qué hacer con mi vida. Así que hoy te puedo decir, que si en estos momentos te sientes tan perdido como yo lo estuve hace aproximadamente 9 años, ¡no te alarmes! Que ya tu salida se encuentra cerca.

A veces encontramos tesoros maravillosos en los lugares en los que menos imaginamos, y en la vida no todo puede ir siempre de viento en popa, así que si hoy no sabes qué hacer con tu vida, tampoco es el fin del mundo. ¡Apenas es el inicio de un nuevo comienzo!

Hoy he querido venir a enseñarte que todo en esta vida tiene una solución lógica, solo debemos encontrarla, y el hecho de que te encuentres aquí hoy, quiere decir que te encuentras en camino a encontrar la tuya.

Mi deber es compartirte las claves y estrategias necesarias para que le encuentres sentido a tu vida, por lo que he decidido crear este post, con la finalidad de ayudarte a poner fin a esta terrible etapa de tu existencia.

Es por ello que te invito a que te pongas cómodo y continúes con la exploración de este post, porque estoy más que seguro de que encontrarás todo lo que necesitas y más en las próximas líneas. 

¿Por qué se presenta este sentimiento?

La vida no es fácil, aunque muchos digan lo contrario. Ciertamente, se necesita tener una idea muy clara para llevarla a cabo, además es importante pensar muy bien las cosas antes de hacerlas, así nos evitamos pasar malos ratos en un futuro.

Para muchos vivir es solo tener comida en casa y tener un empleo que te proporcione los ingresos necesarios para cubrir cada una de tus necesidades ¡Sí! Tal vez sea parte de la vida, pero eso no es lo que representa vivir en general.

Ya que la vida se trata de hacer aquello que nos apasiona, vivir escenarios que nos llenen de alegría y querer disfrutar al máximo cada día que pasa.

Cuando no sentimos todos estos elementos en nuestro día a día, es donde empezamos a cuestionarnos el sentido de la existencia misma, así como qué hacer con nuestras vidas.

Tal vez te encuentres en esta situación, es por ello que no sabes qué hacer con tu vida, pero la verdad es que esta es solo una etapa transitoria, no estarás así para siempre.

Así que, debo decir que sientes que no sabes qué hacer con tu vida cuando simplemente no encuentras un lugar en el que te sientas cómodo, ya sea a nivel personal, laboral e incluso sentimental. Esa sensación de vacío es lo que nos hace sentir perdidos, por lo que la salida consiste en encontrar las claves básicas para superar esta situación.

“No sé qué hacer con mi vida”: estos son los escenarios típicos en los que solemos decir esta frase  

Ahora bien, para que tengas una noción un poco más clara de todo lo que acabo de decirte, en las próximas líneas te estaré describiendo algunos escenarios que te pueden conducir a esta sensación. ¡Estoy seguro de que te identificarás con alguno de ellos! 

Escenario 1: te sientes perdido

Esto suele ocurrir de manera más frecuente de lo que piensas, e incluso se puede presentar a cualquier edad. Estas son algunas señales que definen a una persona perdida:

  • No sabe lo que quiere.
  • Es vagante en sus decisiones.
  • Desconoce sus talentos.
  • No se siente conforme en el lugar en el que se encuentra, pero tampoco busca la forma de salir de ahí.
  • Escenario 2: sientes que odias tu trabajo

    El trabajo es uno de los lugares en el que pasamos la mayor parte del tiempo. Cuando nos enfrentamos a una situación en la que no nos gusta lo que hacemos para ganarnos la vida, pero de igual manera invertimos más de 8 horas diarias en ello, es normal que nuestra energía vaya al mínimo y entremos en un estado de shock. 

    Verdaderamente, no estamos obligados a aguantar escenarios que no sean de nuestro agrado para ganarnos la vida. ¡Si no te gusta tu trabajo, te recomiendo buscar otro lo más pronto posible! 

    Escenario 3: te gustan muchas cosas

    Hay personas que son muy curiosas, por lo que se interesan por una gran cantidad de cosas o actividades, al igual que para aquellas que se les da bien más de un oficio o disciplina.

    Si eres de este tipo de personas, es necesario que comiences a evaluar cada uno de los escenarios que te proporcionan, las cosas que te llaman la atención, y escoge el que mejores oportunidades te ofrezcan en el futuro

    Escenario 4: siempre te encuentras trabajado de lo mismo

    A mis consultas han llegado muchas personas con este problema, y es que durante muchos se encontraron trabajando “lo mismo”, lo cual tiende a cerrar su mente a las otras oportunidades que ofrece el mundo laboral.

    ¡Siempre es necesario que intentes cosas nuevas! Y si eres de esas personas que se ha quedado sin empleo o que simplemente siente que necesita un cambio en cuanto a este aspecto de su vida, es más que importante el hecho de que vayas explorando otros campos sin tener la mentalidad de que vas a fallar en el intento.

    ¡Estas son dos fases claves para descubrir qué hacer con tu vida!

    Ya que te he contado todo lo que hace que una persona sienta que no sabe qué hacer con tu vida, ¿te parece si te cuento algunos consejos y técnicas para que descubras el camino que puedes tomar de ahora en adelante? A continuación te proporcionaré esta información.

    Primera etapa: debes conocerte a ti mismo

    Seguro te estarás pensando, ¿qué es conocerme a mí mismo? La verdad es que muchos pacientes se hacen esta misma interrogante, y aunque no lo creas a veces ni nosotros mismos nos conocemos.

    Conocernos representa saber todo lo relacionado con nuestras manías, rarezas, virtudes, talentos, miedos, fortalezas, gustos, disgustos, valores, creencias y todo lo que pueda describirnos como personas ante el mundo.

    Una buena manera de conocerte a ti mismo es haciéndote preguntas sobre todas las cualidades que te acabo de mencionar en el párrafo anterior y escribiéndolas en un papel para que vayas analizando todo lo que te define. ¡Sé que quedarás más que sorprendido! 

    Descubrir los valores que dirigen tu vida

    Me refiero a que intentes encontrar cuáles son las causas por las que te levantas día a día a salir adelante, así como los ideales que tienes como persona. 

    Hay personas que las mueve el dinero, la paz, el amor, la familia y demás elementos que dan sentido a su existencia. ¿Cuáles son los valores que rigen tu vida? ¡Aquí te dejo esta tarea! Espero que te diviertas mucho al descubrir cuáles son tus valores.

    Pon en práctica la teoría del espejo

    Esta técnica te permitirá aprender cosas que posiblemente te ayuden a mejorar como individuo, al relacionarte con personas que tienen defectos o están atravesando por situaciones similares a los tuyos.

    No obstante, al hacerlo debes tener tu mente abierta al cambio y a entender qué es lo que puedes hacer para cambiar tu situación, así como la de tu compañero.

    Verás que podrás sentirte mucho más conectado con tu proceso al sentir que tienes un compañero que te ayuda a atravesar y superar esta horrible batalla. ¡Podrás conocerte mucho más de esta manera!

    Segunda etapa: ¡Es hora del descubrimiento!

    Ya que te conoces de manera plena, ha llegado la hora de que descubras cómo conseguir el sentido indicado para tu vida, así como el camino que puedes tomar para salir adelante y escapar de esta situación.

    Hay muchas maneras de hacer esto, pero yo siempre recomiendo a mis pacientes hacerlo de manera “relajada”. ¿Quieres saber a qué me refiero con esto? Bueno, entonces debes leer la siguiente información:

    Hazlo de manera relajada…

    Me refiero a que debes tomarte las cosas con calma y dediques un poco de tiempo a ti mismo y a tu crecimiento personal. No hay mejor forma de encontrar sentido a nuestras vidas, que dándonos un poco de espacio o simplemente acercándonos a nuestros entornos que nos hagan felices.

    Hay muchas cosas que puedes hacer para lograr esto, pero algunas de las que más recomiendo, son las siguientes:

  • Haz cosas nuevas: nunca cierres tu vida al mundo exterior, ¡atrévete a arriesgarte! E intenta cambiar un poco el rumbo de tu vida.
  • Conocer a gente nueva: rodearnos de personas con auras distintas y frescas a las que estamos acostumbrados a tener en nuestro entorno, es la mejor manera de abrir nuestra mente a nuevos conceptos o posibilidades.
  • Quédate solo: no me refiero a que te aísles del resto del mundo, pero sí puedes intentar dedicar un poco de tiempo a tu descubrimiento personal y a conocerte un poco más.
  • Viajar: viajar te ayuda a crecer, además abre tu mente a nuevos mundos por descubrir.
  • Trata de identificar los problemas que estás resolviendo: ¿cómo piensas resolver un problema si no sabes exactamente a lo que te estás enfrentado? ¡Es momento de identificar cuál es el verdadero enemigo!
  • Conclusión

    Comprendo a la perfección el momento de tu vida en el que te encuentras, ya que en algún punto de la mía, estuve en tu lugar.

    Lo mejor que puedo recomendarte es tomarte las cosas con calma, por el hecho de que no puedes permitir seguir perdiendo tu vitalidad, alegría y brillo por situaciones que no lo valen.

    Te invito a compartir este post con otras personas, puesto que alguien puede estar necesitando estos consejos tanto como tú. ¡También puedes seguir explorando este post para que descubras más información sobre cómo recuperar el sentido de tu vida!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Scroll al inicio